Saltar al contenido
Letras Carnaval de Cádiz

La Eternidad (2017)

Comparsa La Eternidad

Letra: Antonio Martínez Ares
Música: Antonio Martínez Ares
Dirección: Rafael Velázquez
Vídeos: Ver ficha en Código Carnaval

Tras el primer premio con Los Cobardes, Antonio Martínez Ares afrontaba su segundo año tras su vuelta con el listón bien alto. Para esta ocasión, los colores de los camaleones dejaron sitio a una estampa más fúnebre y siniestra, eso sí, esta vez con forillo.

La Eternidad es la representación del Caronte, el barquero encargado de pasar en su barcaza las almas que mueren en la tierra hacia el otro mundo. Pero en esta ocasión, la metáfora se basa en que el otro mundo es Cádiz, otro Cádiz, donde van a descansar eternamente todos nuestros seres queridos.

El grupo presentaba dos cambios con respecto al año anterior. Gaviño y Cristóbal Morales no continuarían, y en su lugar entrarían Chúa, al bombo y Hugo León.

La Eternidad – Presentación

La Eternidad - Presentación

La Eternidad – Pasodoble ‘Cádiz es esa ciudad’ (Preliminares)

Un piropo a Cádiz, pero un piropo desde la tristeza y la nostalgia que arrastra el tipo. Un pasado de un Cádiz que fue, y que ahora se nos presenta como una estampa bucólica.

La Eternidad - Pasodoble 'Cadiz es esa ciudad'

La Eternidad – Pasodoble ‘Hoy se celebra el gran día’ (Preliminares)

Una letra que esconde y esconde el contenido y la temática hasta el final del mismo. La vuelta al hogar vista desde una perspectiva totalmente diferente, no desde la alegría del regreso, sino como  la vuelta a casa de los padres tras un fracaso laboral con más de treinta años.

La Eternidad - Pasodoble 'Hoy se celebra'

La Eternidad – Pasodoble ‘Imagina que recibes’ (Cuartos de Final)

Una auténtica oda a la vida. Aprovechar el tiempo que te queda en este mundo para hacer las cosas de las que luego puedes arrepentirte.

La Eternidad - Pasodoble 'Imagina que recibes'

La Eternidad – Pasodoble ‘La Fiscalía’ (Cuartos de Final)

El autor le escribe a la contínua represión que se está viviendo en España con la aplicación de la Ley Mordaza y las sanciones a usuarios de las redes sociales.

La Eternidad - Pasodoble 'La fiscalía está atenta'

La Eternidad – Pasodoble ‘Si tu supieras cariño’ (Semifinales)

El tema de la homosexualidad tocado de una manera magistral. El orgullo que siente un padre al ver a su hijo subido en la carroza el día del Orgullo Gay, y la impotencia de no haber podido haber hecho él lo mismo. El ejemplo dado a modo inverso, del hijo al padre.

La Eternidad - Pasodoble 'Si tu supieras cariño'

La Eternidad – Pasodoble ‘Gran hombre blanco’ (Semifinales)

El muro de Donald Trump, y una cercanía con Gibraltar que nos recuerda a la escena que se está viviendo en Estados Unidos a pocos kilómetros de nosotros.

La Eternidad - Pasodoble 'Gran hombre blanco'

La Eternidad – Pasodoble ‘Ella la trajo a este mundo’ (Final)

Un relato melancólico sobre una niña que llega cogida con hilos a este mundo, y al que el barquero tiene que cuidar, sabiendo que se la tendría que llevar más pronto que tarde.

La Eternidad - Pasodoble 'Ella la trajo a esta vida'

La Eternidad – Pasodoble ‘Si caminito del Falla’ (Final)

El pasodoble más aplaudido y más puntuado por el jurado del COAC 2017. Una autentica obra de arte al alcance de muy pocas plumas, por su ingenio y su composición. El pasodoble se basa en retales de algunas de las coplas que más profundamente han marcado el Carnaval de Cádiz.

La Eternidad - Pasodoble 'Si caminito del Falla'

La Eternidad – Popurrí

 

El día eterno

Invoco el alma de la tierra
más antigua y más bonita
para que inunde de luz y de sal
los rincones de mi cuerpo.
Que despierte a gaviotas,
mojarras y caballitas
y su guerra diaria de amor
con los dos vientos.

Que bautice sus piedras
y les de sus nombres y apellidos.
Que levante palmeras
y blanquee los torreones.
Que abra sus puertas de tierra
a cristianos y beduinos.
Que se oiga el run run de sus niños
pariendo canciones.

Invoco al corazón de la sagrada claridad.
Nada es lo que parece y te aseguro que lo es.
Llegó el primer viajero. ¡Bienvenido a tu ciudad!
Tú cuenta tres por cuatro… ¡Sígueme!

El camino eterno

Lo suyo es que me presente primero.
Soy el fatal, inmortal, el despiadado barquero, lo sé.
Verse conmigo, aquí, asusta un poquito.
¿Vivir en el mundo? ¡Anda, calla! ¿En esa España Mariana?
¡Pa ti pa mi, eso sí que da miedito! ¡Dame!

Dame una prenda, algo tuyo, un detallito,
Paga un peaje ¿otro? Como el de Sevilla, infinito.
Sube a la barca, te están esperando.
Nos vamos, nos vamos, volando, volando.
Cruza la puerta. No te detengas.
Si tienes dudas, siempre a la izquierda.

Hoy más que nunca te prometo que al tercer día cantarás.
Siémbrate y crece con tu pueblo frente a la gloria de su mar.
Aquí no hay fin ni hay principio.
No hay presente ni pasado.
No hay futuro. ¡Ay, mi niño!
Aunque tampoco lo hay abajo. ¡Barqueroooo!

Alguien me llama en la otra orilla del cielo.
Es una niña bonita. ¿Paga dinero? ¡Paga dinero!
Amigo mío déjame que te diga,
volver a Cádiz, a Cádiz, bien que vale la vida.
Hoy habrá una gran fiesta en el otro barrio,
almas antiguas, tu gente, ¡Corre! te están reclamando.
Siémbrate y crece compañero y recuerda
a quien dejaste llorando y llorando en la tierra.

El eterno recuerdo

Te buscaré por los mundos perdidos de la eternidad.
Te buscaré con mi triste figura vagando entre la soledad.
Buscaré no sé cuándo ni dónde, te encontraré.
Yo sé que tú aunque dormida me miras, lo sé, yo lo sé.

Tanto te echo de menos que ya no me duele el dolor.
Duele este inmenso vacío de uno que un día fueron dos.
Cuando más falta me hacías volaste, eso sí,
aquí sigues prendida, encendida y ardiendo, latiendo
muy dentro de mí…

¡Amor, ay dónde estás!

Dicen… que debo aprender a vivir… caminar…
Dicen… que debo dejar tu memoria… al mar…
Yo solo escucho una voz y es la tuya muy lejos de aquí,
me espero a la noche y te invento y salimos los dos por ahí.

Te buscaré y venderé lo que quede de mi a cualquier dios.
Claro que existe el infierno el infierno es donde vivo yo.
Te buscaré en esta vida, en la otra y jamás lloraré.
Hasta la muerte, qué tonta, lo sabe… yo te encontraré.

Te buscaré por los mundos perdidos de la eternidad…

La historia eterna

Tu vasta historia te contempla en una esquinita del sur.
Te pongo al día caminante para que sepas quién eres tú.
Eres múltiplo de arena, el vaso de la marea siempre llena.
Así lo quisieron los dioses para tragarnos mejor las penas.
Una bailaora romana y esclava, la mezquita del parque cristiano.
Manuel de Falla dando las horas al vuelo libre del papagayo.
Maremoto, explosión, La Lirio, ¡Diarioooo!, los liberales.
El Mellizo pariendo flamenco entre dos catedrales, dale, dale, dale…

Salvochea dando sus ropas, Lope enamorando a las barquillas.
¡Viajeros a Niuyor!, ¡Los ingleses!, la fiebre amarilla.
Cecilia, Rosario, Mariana, contra cien mil fanfarrones.
Diego Arias buscando estrellas, un Celestino entre las flores.
El adiós a las murallas, el Greco, la guerra, las carabelas,
non plus ultra, los dragos, el hambre, la siembra de Columela,
la gloriosa, la dama fenicia, los atunes, el cantón, Castelar…
No puedo darte más pistas en un minuto de carnaval.

Ese eres tú, ese eres tú en una, en una, en una esquinita del sur.
Ese eres tú, ese eres tú, caminante, eres tú.

Mira, mira, mira, mira, mira…

Ya eres eterno

El sol se muere ya por la Caleta.
No tengas miedo, cosas de poeta.
Ahí va un consejo más sabe el diablo por viejo.
Claro que no se trata de una despedida.
Tu vida empieza pero en otra vida.
Quiero mostrarte, tendrás el gran don de estar en todas partes.

¡Chiquillooo! Mañana roca, pasado castillo,
arco, cañón, vendaval, vaporcito.
Salta al vacío y empieza a soñar
con sus aguas eternas, sus nubes eternas, su sonrisa eterna
sus barrios, su plata, sus calles, sus plazas,
sus dunas eternas, sus fiestas eternas, sus campanitas eternas
que ya anuncian que eres uno más
y que gozas de la libertad eterna, eterna, eterna, eterna, eterna, eterna…

La noche eterna

Ole, ole mi Cai y lo digo a boca llena
y el que no diga ole que se le seque la hierbabuena
Convoco a las ánimas benditas.
Viene a esta tierra un barquito, más típico no lo hay,
Más blanco ni más bonito en toito el muelle de Cai
Vamos a hacer cenizas este día.
Que ni la hambre la vamos a sentir, que mire usted que gracia,
que mire usted que gracia tiene este país
Dejemos de arrastrar nuestras penitas.
Aquellos duros antiguos que tanto dieron que hablar
que se encontraba la gente en la orillita del mar
Cerremos pa los restos ¡Cai! las herías.

Quedad en la memoria. Por cierto, ya es febrero
y estamos en la gloria, compañeros.

Mañana será otro mañana y despertarás. Revivirás.
Mañana traeré a tus niños a la inmortalidad. Revivirás.
Mañana otra historia de amor a tus pies llegará y revivirás. Revivirás.
Mañana los muros del tiempo de nuevo caerán. Revivirás.
Mañana, mi barca, el espejo lo atravesará. Revivirás.
Mañana, cariño, mañana, ahora descansa en paz. Revivirás. Revivirás.

Invoco el alma de la tierra más antigua y más bonita
para que inunde de luz y de sal los rincones de mi cuerpo.
En el cielo una frase con lágrimas escritas:

“No me olvides, vida mía, te quiero”.

La Eternidad – Pasodoble INÉDITO ‘Yo cantaré’

Este pasodoble no se interpretó en el Gran Teatro Falla, y es realmente el pasodoble de medida de la comparsa

Yo cantaré porque tengo los días contaos
yo cantaré para hundir el dedito en la llaga
yo cantaré porque el cante nos salva a los gaditanos
yo cantaré para abrir o cerrar
según llame a tus viejas murallas
con patronato y con amigos ladrones
con rosas muertas y legionarias mascotas
ay! tú solo dime día y hora
amantísima señora y estaré con un disfraz y una copla
yo cantaré porque mi madre, mi madre
ay! me dio la luz por febrero
para jugarme esa vida compañero
para que los gritos de rabia no cubran tu sangre
yo te cantaré
yo cantaré porque prefiero
ser un payaso, un embustero
porque tu risa al gobierno, esa risa le da miedo
yo cantare cuando te pierda
cuando sea tuyo otro poeta
y otra vez por La Caleta como otros ya lo hicieron
yo cantaré para que regresen
tus criaturitas, esos peces que se fueron a otro mar
yo te cantaré, para que duela lo que escribo
para remover con lo que digo
ese es mi sino, cantaré
yo te cantaré cada noche
entre los silencios del alba
yo te cantaré mi reina
mientras que tenga conciencia
y mi guitarra…
y mi guitarra…
y mi guitarra.